EMBARAZO, PARTO Y YOGA

    El embarazo es un momento de cambios físicos y emocionales, maduración como mujer y madre.

Un tiempo de especial sensibilidad, creatividad e intuición.

    La práctica del Yoga durante el embrazo aporta beneficios tanto físicos como emocionales adecuando el ejercicio a la necesidad de la mujer en ese periodo de su vida.

Respiración consciente, libera tensiones físicas y emocionales.

Postura correcta, dejando más espacio para el bebe. Alivia molestias de espalda asociadas a malas posturas.

Comunicación con el bebe, haciendo un paréntesis en tus tareas cotidianas dedicando un tiempo a "Vosotros".

Comunicación entre mujeres, compartiendo con otras mamás tu estado, tus preocupaciones, tus miedos. en un lugar donde te sentiras acompañada .

     Durante el PRIMER TRIMESTRE esta desaconsejado el inicio de una nueva actividad física. Pero si la mamá practicaba Yoga o algún otro ejercicio antes de quedarse embarazada puede comenzar con las clases en los primeros meses.

     El SEGUNDO TRIMESTRE la mujer se encuentra más llena de energía, han cesado las molestias del principio. En este periodo el Yoga ayuda a aliviar o eliminar molestias como dolor lumbar, ciática, pesadez de piernas, etc.

     Durante el TERCER TRIMESTRE comienzan a aparecer los miedos y preocupaciones, así como se buscan momentos de interiorización y un ejercicio más suave y moderado.

     El Yoga en el embarazo te ayuda a enfrentar el momento del parto con fortaleza física, con un ejercicio específico incluyendo faja abdominal y suelo pélvico. Y equilibrio emocional con trabajo de respiración, relajación, visualizción y meditación.

     GRUPOS REDUCIDOS